Raquel

Date : February 20, 2018

#NousRepublicans Escribo este hilo directamente para la web, porque soy valenciana y creo que todos sabemos cómo se trata allí a independentistas y republicanos, y prefiero que mi cuenta de Twitter no sea identificada. (1)

Actualmente vivo y trabajo en Catalunya. Hija de dos valencianos que no aprendieron nuestra lengua en casa. Mi abuela materna llegó de Cuenca con 9 años, aprendió valenciano en la calle. (2)

Pero por miedo, durante el franquismo, mis abuelos decidieron hablar a sus hijos en castellano. Mi lengua materna es, por tanto, el castellano. (3)

En Valencia ya estamos segregados por lengua. No tuve opción de tener como lengua vehicular el valenciano hasta primero de la ESO, porque mi madre insistió en ello. Yo no quería. El valenciano se me daba fatal. (4)

Pero por suerte, mi madre me quitó el miedo y me matriculó en valenciano. Cuando acabé 4º tenía una competencia lingüística en valenciano excelente. Mis notas mejoraron, no sólo en castellano, sino en las tres lenguas que estudiaba (5)

A los 18 años comencé filología hispánica en la UV. Al final hice Magisterio y acabé, como muchos maestros valencianos, en Catalunya. (6)

Admiro el modelo educativo catalán. Integrador y cohesionador. Respetuoso. Admirado y defendido también por las familias. (7)

Nunca he obligado a ningún niño a hablar en catalán. Ni mis compañeros. Y cada vez que un alumno de origen extranjero me habla en catalán me sigo emocionando. (8)

Y tengo una envidia sana de ese niño que tiene cuatro lenguas: la materna, el catalán, el castellano y poco a poco, el inglés. Riqueza. Respeto. Diversidad. (9)

En Catalunya me siento en casa. Siempre me he considerado republicana. Tengo la tricolor en mi casa. Siempre había sido así. Pero hace unos años todo empezó a cambiar. (10)

Empecé a ver que España no iba a cambiar, que una gran parte de ese país siempre despreciaría mi lengua y mi cultura. (11)

Y hace tiempo me di cuenta de que una gran parte de ese país tampoco parece preocuparse por defender valores básicos como la justicia, la igualdad o el respeto por la diversidad. (12)

Y esa España ya no la quiero. Ni la querré. El 1 de Octubre supe que ya no había vuelta atrás. Este Estado no me representa. Los que justifican la violencia policial y el “todo vale” contra los indepes, tampoco. (13)

En mi DNI pone que soy española. Pero hace demasiado tiempo que ya no lo soy. Soy valenciana, pero parte de mí también se siente catalana. Y mientras viva aquí, seguiré defiendiendo la República. (14)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

@