Deliri Sediciòs ‏

Date : January 16, 2018

 

Paso a contar mi historia, yo nací en Venezuela de madre andaluza y padre vasco, pasé 20 años de mi vida viviendo en una república.

Hasta que me vine a vivir a Barcelona por el año 1996 no sabía casi nada del movimiento independentista, por aquel año conozco a mi pareja, Catalana por los cuatro costados, independentista, feminista y luchadora, empiezo a acompañarla a manifestaciones y me sumerjo sin pensarlo

Recuerdo que los independentistas en ese entonces éramos 4 gatos y entre ellos estaba este venezolano que no hablaba ni entendía el catalán, pero si la libertad y la democracia, en las manifestaciones nos miraba feo la gente los independentistas en aquellos años no gustabamos

Con el pasar del tiempo fui conociendo más del tema y me sumergí de cabeza, pero siempre parecía batalla perdida, un sueño que nunca se volvería realidad. La vida nos llevó a mi pareja y a mí a alejarnos de Catalunya vivimos en Madrid y muchos años en Valencia

En Valencia es donde pudimos constatar en gran medida el odio a Catalunya, si intentabas hablar catalán te miraban feo. Cuando vimos las grandes manifestaciones del 11/9 por televisión con esteladas y la gente en la calle masivamente no lo podíamos creer

Nos costó mucho el poder volver a Catalunya, no teníamos nada, pero la fuerza que nos dio ver qué renacía la llama de la independencia nos hizo adoptar como hoja de ruta el retorno, hace tres años que volvimos y pudimos conseguir el primero de nuestros sueños, nuestra hija

Queríamos que naciese en en Catalunya y por ella he luchado y lo seguiré haciendo, he votado y votare cuántas veces haga falta por la republica de mi niña yo poco disfrutaré de lo que tenga que venir, pero quiero que mi hija crezca libre y protegida.

Mi sangre nunca será catalana mi catalán quizá algún día oculte mi acento exótico, pero mi corazón baila sardanas, canta els segadors y contempla Montserrat cada mañana, lleva esas 4 barras rojas grabadas a fuego y si por ello hay gente que me odia, nada puedo hacer, soc català.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

@